Abuso de los Medicamentos Recetados – Otra forma de adicción


Por Mayo Clinic Staff

Definición

El abuso de medicamentos recetados, es el uso de un medicamento prescripto por un profesional, de una forma no prevista por el médico tratante. El abuso de medicamentos recetados o de uso problemático incluye todo, desde tomar analgésico porque se lo indicaron a un amigo para su dolor de espalda hasta inhalar o inyectar pastillas molidas para obtener «bienestar», etc. El abuso de drogas puede llegar a ser permanente y compulsivo, a pesar de las consecuencias negativas que las mayorías de las veces generan.

Adicciones
Abuso de medicaciones recetadas

El mal uso de medicamentos recetados es un problema creciente y puede afectar a todos los grupos etarios, aunque es más común en las personas jóvenes. Los medicamentos recetados más frecuentemente usados incluyen analgésicos opioides, sedantes, ansiolíticos y los estimulantes.

La identificación e intervención temprana del abuso a medicamentos prescritos puede evitar que el problema se convierta en una adicción.

Síntomas

Los signos y síntomas de abuso de medicamentos dependen del tipo de medicamento específico que se ingiera. Debido a las propiedades de alterar la mente, los medicamentos de venta con receta que más se consumen son:

  • Los opioides, como la oxicodona y los que contienen hidrocodona, utilizados para tratar el dolor y como antitusivos.
  • Los medicamentos ansiolíticos y sedantes, tales como las benzodiazepinas: alprazolam, flunitrazepam, clonazepam y diazepam, y los hipnóticos, tales como zolpidem, utilizado para tratar la ansiedad y los trastornos del sueño.
  • Los estimulantes, como el metilfenidato, dextroanfetamina y anfetamina, que se utiliza para tratar el trastorno por déficit de atención / hiperactividad (TDAH) y ciertos trastornos del sueño.

Los signos y síntomas de abuso de medicamentos recetados

Analgésicos Opiáceos Sedantes y Ansiolíticos Estimulantes
Estreñimiento
Somnolencia
Disminución del apetito
Náusea
Confusión
Agitación
Sensación de excitación (euforia)
inestabilidad al caminar
Alta temperatura corporal
Disminución de la frecuencia respiratoria
trastornos del habla
Insomnio
Somnolencia
Pobre concentración
Hipertensión Arterial
Confusión
Mareo
Arritmia cardíaca
Pobre coordinación
problemas de memoria
Ansiedad
Aumento del dolor con dosis más altas
respiración lenta
Paranoia

Otros síntomas incluyen:

  • Robo, falsificación o venta de recetas.
  • Tomar dosis más altas de lo recetado.
  • Cambios de humor excesivos o agresividad.
  • Aumento o disminución del sueño.
  • Dificultad en la toma de decisiones.
  • Que parece estar inusualmente: excitado, enérgico, acelerado o sedado.
  • «Perder» continuamente recetas, por lo que frecuentemente solicitan más.
  • Buscar recetas de diferentes médicos.

Cuándo consultar con un médico:

Se debe hablar con el médico de atención primaria o médico de familia si cree que puede tener un problema con los medicamentos prescritos. Muchas veces, se tiene vergüenza de hablar del tema, pero es importante recordar que los profesionales médicos están capacitados para ayudarle, no para juzgarlo. Es más fácil abordar el problema a tiempo antes de que se convierta en una adicción y lleve a problemas más graves.

Causas

Los adolescentes y los adultos abusan de medicamentos recetados por muchas razones, tales como:

  • Para sentirse bien o estimulado.
  • Para relajarse o aliviar el estrés.
  • Para reducir el apetito o aumentar el estado de vigila.
  • Para experimentar los efectos mentales de las sustancias.
  • Para mantener una adicción y prevenir la abstinencia.
  • Para ser aceptado por sus compañeros o grupo social.
  • Para tratar de mejorar la concentración y el rendimiento académico o laboral.

Factores de riesgo

Muchas personas con tratamientos médicos regulares, temen que puedan convertirse en adictos a los medicamentos prescritos, como los analgésicos indicados después de una cirugía, etc., sin embargo, las personas que toman fármacos potencialmente adictivos, tal cual como se lo prescribe el médico, es muy infrecuente que abusen de ellos o se vuelvan adictos.

Los factores de riesgo para el abuso de medicamentos recetados incluyen:

  • Adicciones pasadas o presentes a otras sustancias, incluyendo el alcohol y/o tabaco.
  • Antecedentes familiares de problemas con abuso de sustancias.
  • Los jóvenes, especialmente los adolescentes o alrededor de 20 años.
  • Ciertas condiciones psiquiátricas preexistentes.
  • La exposición a la presión de grupos o de un entorno social donde hay consumo de drogas.
  • Acceso fácil a los medicamentos recetados, como tener dichos fármacos recetados en el botiquín casero
  • La falta de conocimiento acerca de los medicamentos recetados y sus potenciales efectos nocivos

Los adultos mayores y el abuso de medicamentos recetados

El abuso de medicamentos en los adultos mayores es un problema cada vez mayor, especialmente cuando se combinan las drogas con alcohol. Tener múltiples problemas de salud y tomar múltiples medicamentos puede poner en riesgo las personas mayores con el mal uso de drogas o de convertirse en adicto.

Complicaciones

El abuso de medicamentos recetados puede causar una serie de problemas. Los medicamentos recetados pueden ser especialmente peligrosos – e incluso llevar a la muerte – cuando se toman en altas dosis o se combinan con otros medicamentos recetados o ciertos medicamentos de venta libre, o cuando se ingieren con alcohol u otras drogas ilegales.

Las consecuencias médicas

Algunos ejemplos de las graves consecuencias del abuso de medicamentos recetados son:

  • Los opioides pueden causar presión arterial baja, una frecuencia respiratoria lenta y la posibilidad de un paro respiratorio, o coma. La sobredosis tiene un alto riesgo de muerte. (Ver figura 1)

    Figura 1
  • Los sedantes y medicamentos contra la ansiedad pueden causar problemas de memoria, baja presión sanguínea y respiración lenta. Una sobredosis puede causar coma o muerte. La suspensión repentina del medicamento puede causar síntomas de abstinencia que pueden incluir la hiperactividad del sistema nervioso y convulsiones.
  • Los estimulantes pueden hacer que la temperatura corporal peligrosamente alta, problemas del corazón, presión arterial alta, convulsiones o temblores, alucinaciones, agresividad y paranoia.

La dependencia física y la adicción

Debido a que los medicamentos con receta que más se consumen activan el centro de recompensa del cerebro, es posible desarrollar dependencia física y adicción.

  • Dependencia física. La dependencia física (también llamado tolerancia) es la respuesta del organismo al uso a largo plazo. Las personas que son físicamente dependiente de una droga pueden necesitar dosis más altas para obtener los mismos efectos y pueden experimentar síntomas de abstinencia cuando se recorta la dosis o se la interrumpe bruscamente. La dependencia física también puede ser evidente si el cuerpo comienza acostumbrarse al medicamento a lo largo del tiempo, incluso sin cambio de dosis y es suspendido de forma repentina.
  • Adicción. Las personas que son adictos a una droga pueden tener dependencia física, pero además tomar compulsivamente el medicamento y seguir utilizándolo incluso cuando esa droga empeora su calidad de vida.

Otras consecuencias potenciales incluyen:

  • Comportamientos de riesgo debido a la falta de criterio
  • El uso de drogas ilegales
  • Involucrarse en un crimen
  • Accidentes de tránsito
  • Disminución del rendimiento académico o laboral
  • Relaciones familiares y sociales problemáticas

Datos necesarios para la consulta médica

Su médico de familia puede ser capaz de ayudarle a superar un problema de abuso de medicamentos recetados, sin embargo, si usted tiene una adicción, lo más probable es que sea derivado a un especialista o centro especializado en adicciones  .

Para prepararse para su cita, haga una lista de:

  • Todos los medicamentos que esté tomando, incluyendo los que compra sin receta médica, hierbas y suplementos, así como la dosis y la frecuencia.
  • Cualquier síntoma que esté experimentando.
  • Información personal clave, incluidas las principales causas de estrés o cambios recientes de estilo de vida.
  • Preguntas para hacer a su médico

Entre las preguntas para hacerle a su médico se podría incluir:

  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Cuánto tiempo se necesita para que el tratamiento funcione?
  • ¿Debería ver a un especialista?
  • ¿Cómo se puede manejar otras condiciones de salud durante el tratamiento?
  • ¿Tiene material de lectura que me pueda ayudar?¿Qué sitios web me recomienda?

Su médico puede hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Qué medicamentos de prescripción está tomando? ¿Cuánto y con qué frecuencia los toma?
  • ¿Hace cuánto tiempo que tiene este problema?
  • ¿Cuáles son las causas que Ud. considera que lo llevó a esta situación?
  • ¿Qué tan severos son sus síntomas?
  • ¿Tiene antecedentes de abuso de otras drogas o adicción?
  • ¿Usa drogas recreativas? ¿Fuma? ¿Cuánto bebes de alcohol?
  • Algún miembro de su familia ha tenido un historial de abuso de drogas o adicción?

Estudios complementarios y diagnóstico

Generalmente, los médicos basan el diagnóstico de abuso de medicamentos recetados en la historia clínica y anamnesis (Interrogatorio del médico al paciente). En algunos casos, ciertos signos y síntomas también pueden proporcionar pistas.

Los análisis de sangre o de orina pueden detectar muchos tipos de medicamentos. Estas pruebas también pueden ayudar a rastrear el progreso de una persona que está recibiendo tratamiento desintoxicante.